Los delitos por robos en establecimientos en Santa Cruz de Bezana descienden un 44% hasta octubre

Los delitos por robos en establecimientos en Santa Cruz de Bezana descienden un 44% hasta octubre

09/12/2021

La delegada del Gobierno en Cantabria y el alcalde de Santa Cruz de Bezana han presidido este jueves la Junta Local de Seguridad


Los delitos por robos con fuerza en establecimientos en el municipio de Santa Cruz de Bezana han descendido un 44% entre enero y octubre en comparación con el mismo periodo de 2020, un dato que se ha destacado este jueves en la Junta Local de Seguridad.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el alcalde de Santa Cruz de Bezana, Alberto García Onandía, han presidido hoy la Junta Local de Seguridad, que se ha celebrado en el Ayuntamiento y en la que también han participado el teniente coronel de la Guardia Civil de Cantabria Juan Martínez Ros, así como otros mandos del cuerpo y de la Policía Local.

En el balance de seguridad, se ha recordado que los delitos en Santa Cruz de Bezana descendieron un 10,4% en 2020, año que el municipio cerró con una tasa de criminalidad de 17,73 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, cifra que se sitúa 11 puntos por debajo de la misma tasa a nivel Cantabria.

En el presente año, y analizados los datos delincuenciales de Santa Cruz de Bezana, se observa un repunte de los delitos entre los meses de marzo y junio, en concreto del 50% en comparación con el mismo periodo del año 2020 (meses de confinamiento). 

En el periodo de enero a octubre, los delitos contra el patrimonio repuntan en el presente año 2021, entre otros factores por el aumento de las estafas un 88,5%. Los hurtos aumentaron, si bien más del 60% de ellos se dan en periodo no estival, a pesar de contar con playas y lugares turísticos.

Por lo que respecta a los robos con fuerza, descendieron un 44% los cometidos en establecimientos. En viviendas se conocen 11 más, observándose en el mes de octubre un descenso de los mismos del 50%.

Por lo que respecta a las actuaciones en materia administrativa, la Guardia Civil en el periodo de enero a octubre realizó cerca de 110 intervenciones que finalizaron en denuncias, de las cuales el 86% estuvieron dirigidas a prevenir la expansión de la COVID-19 y hacer cumplir las diferentes medidas restrictivas y sanitarias.

El resto de las actuaciones estuvieron relacionadas con la seguridad ciudadana, principalmente en la detección de la tenencia y/o consumo de sustancias estupefacientes.